¿Cuándo interesa la amortización de un préstamo?

¿Tienes un préstamo y no sabes cómo saldar la deuda de forma eficiente? Entonces este es el artículo del blog de Credy que debes leer para conocer las pautas más recomendables. La toma de decisiones debe basarse en información de confianza y en la experiencia de usuarios que ya han pasado por esta experiencia. A continuación, vamos a estudiar los pros y contras de las decisiones que puedes tomar en el proceso de devolución de una deuda.

cuando interesa la amortización de un préstamo

¡Descubre cuando te interesa la amortización de un préstamo!

¿Qué es la amortización de un préstamo?

La amortización de un préstamo consiste en la devolución del capital que se te concedió. Lo habitual es pagar cuotas con una periodicidad que puede ser mensual, trimestral, etc. Cada cuota cubre una parte del préstamo y los intereses generados en el tiempo que transcurre desde el pago anterior. Repasamos las principales formas de financiación:

Método de amortización francés

Este método de financiación es el más extendido. Consiste en pagar la misma cuota en cada periodo, para lo cual varían el capital amortizado y los intereses. Cuando solicitas el préstamo, recibes una tabla de amortizaciones con las cuotas que deberás afrontar, aunque con este método siempre son las mismas. Por lo tanto, esta tabla resulta ser una mera formalidad en el método francés.

Para el cliente, este método de amortización es el más sencillo de entender. Tienes una cuota y una fecha – el mismo día del mes – para cada pago. No tiene pérdida, ¿verdad? Sin embargo, siempre tendrás que afrontar el mismo pago y esto puede ser in inconveniente en algunos meses en los que te cueste más llegar a fin de mes. Si tienes una fuente de ingresos regular y otros gastos, deberás tener liquidez para pagar la cuota de este método de financiación en la fecha acordada en el contrato del préstamo.

Cuota creciente

Para amortizar un préstamo, este método te permitirá pagar una cuota reducida al principio, pero esta cantidad crecerá con el tiempo. La principal ventaja de este método consiste en que dispondrás de meses para planificar tus pagos. Necesitas una fuente de ingreso regular para saldar la deuda de forma eficiente. Si bien los primeros meses serán asequibles, los siguientes se volverán más ajustados. Pero cuentas con tiempo para ahorrar dinero con este método de financiación.

Cuota decreciente

Otra forma de amortizar un préstamo consiste en pagar más al principio, pero menos al final. No parece ideal, pero si lo piensas es como pagar una cuota de alta de un servicio. A medida que pasen los meses, la cuota irá reduciendo y podrás maniobrar con más libertad con tus finanzas. Con la tabla de amortizaciones del préstamo podrás conocer la cuantía de las cuotas y planificar los primeros pagos. Con este método es mejor tener ahorros para no fallar en los primeros meses.

¿Cómo amortizar un préstamo con éxito?

Debes actuar en dos frentes para saldar una deuda bancaria sin fallar con las cuotas. Por una parte, la planificación de tus gastos e ingresos es clave para conocer el margen de actuación que tendrás con tu dinero. Si tienes un negocio en marcha, este paso será aún más importante. En cambio, si eres un empleado por cuenta ajena, tendrás que contar tu sueldo para cubrir las cuotas más tus gastos personales. En ambos casos, siempre debes tener un extra para no complicarte a fin de mes.

Los expertos en economía recomiendan emprender una actividad o ampliar un negocio cuando se pide un préstamo. Si empiezas desde cero, tendrás más incertidumbre, pero si ya llevas un tiempo con una actividad y conoces cómo manejarte, tendrás claro lo que puedes esperar generar como beneficios mensualmente. Si eso cubre las cuotas con soltura y esperas aumentar beneficios con la inversión, vas por el buen camino.

¿Cuándo no pedir un préstamo?

Ahora que sabes lo que es amortizar un préstamo rápido con asnef, podrás entender cuándo no es conveniente solicitar financiación. Si alguno de los siguientes casos describe tu situación económica, es mejor que evites la ayuda financiera:

  • Tienes una situación económica inestable.
  • No tienes trabajo fijo ni perspectivas – oportunidades – de conseguir uno.
  • Crees que tu situación económica será cambiante en los próximos meses.
  • Ya dispones de deudas bancarias que debes saldar.

En cualquiera de los casos anteriores, se desaconseja aumentar las deudas que se deben pagar. Los préstamos 24 horas te pueden ayudar a salir a flote en situaciones puntuales, pero no son una fuente de ingreso regular. Por lo tanto, es una ayuda extra para llegar a fin de mes en ocasiones puntuales. En ocasiones, es mejor evitar generar más deudas pagando las cuotas pendientes con un poco de ayuda.

Amortización anticipada

Es posible amortizar un crédito antes de la fecha de vencimiento del mismo. Además, las entidades financieras te permiten ahorrarte intereses con esta opción. Antes de contratar uno de estos servicios, puedes consultar las opciones de amortización anticipada en la entidad. Esta opción es interesante si dispones de suficiente margen como para ahorrar a medida que pagas las cuotas. Esta condición no siempre se cumple, pero si tu situación económica mejora, resultará ventajosa.

También puedes amortizar una parte de la deuda de forma anticipada. Las entidades permiten que ingreses dinero en la cuenta asignada al cobro de las cuotas. Para más información, pregunta sobre esta opción a la entidad que te prestó el dinero ya que los pasos varían de una entidad a otra. Si te ahorras parte de los intereses, acabarás pagando menos dinero a largo plazo.

¿Debes amortizar antes del vencimiento del préstamo?

Decidir cuándo amortizar un préstamo no es tarea sencilla. Hay varios factores involucrados en este proceso, como tu liquidez y los próximos gastos que deberás afrontar. Además, ten en cuenta que si amortizas tu deuda al completo podrías acabar con un descubierto en tus cuentas. Por ello, debes estudiar esta opción con detenimiento. ¿Amortizar o no?, esa es la cuestión.

Mi recomendación es que, si puedes amortizar y ahorrarte intereses, lo hagas en la medida de lo posible. También puedes pagar un par de cuotas a la vez para reducir la deuda con menos intereses. Los microcréditos en línea de hasta 750 € de la entidad Credy te pueden servir para apoyarte en esos meses en los que andes más corto de liquidez. También dispones de préstamos si figuras en ASNEF. Recibirás el dinero en tu cuenta en solo unas horas.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!