Préstamos universitarios

Los estudiantes, en especial los estudiantes universitarios, son uno de los grandes damnificados de la crisis económica. En los últimos años, prácticamente todos los indicadores de tasas y becas en la educación superior han empeorado. Pero para solucionar los nuevos problemas, también han surgido nuevas soluciones, como los minipréstamos online de compañías como Credy.es, que se pueden emplear como préstamos universitarios. En este artículo te contamos algunos datos sobre la situación actual y cuáles son las principales ayudas de financiación en este nivel.

prestamos universitarios

Cifras que reflejan un panorama cada vez más duro para los estudiantes

Sin ánimo de ser demasiado exhaustivos y sabedores de que cada comunidad autónoma tiene sus propias particularidades, aquí mostramos algunos datos poco halagüeños sobre tasas y becas en la educación universitaria. Por ejemplo, el encarecimiento que se ha producido en los últimos años: entre un 7% y un 125% desde 2009, según un estudio del departamento de Educación de CCOO.

La reducción del presupuesto en becas también es sintomático: aunque desde el Gobierno Central y desde determinadas comunidades autónomas se haya asegurado que el número de becas concedidas ha aumentado, lo cierto es que la cuantía media de las becas ha disminuido un 21%, según datos del propio Ministerio de Educación, lo que supone una media de 674€ menos por cada becado.

Y por último, dos datos que tienen que ver con la morosidad. Por un lado, la morosidad estudiantil, que ha crecido de manera preocupante: en el 2014, creció un 10% el número de estudiantes que no pudieron pagar su matrícula en Catalunya y, por tanto, no pudieron continuar con sus estudios, según datos recogidos por El Periódico de Catalunya. Por otro lado, el retraso en la concesión de becas se mantiene como un problema, puesto que muchos estudiantes deben esperar varios meses hasta recibir el dinero. En algunos casos, esa espera se dilata durante todo el curso.

Soluciones: fraccionamientos, préstamos universitarios y ayudas especiales

Ante esta dura situación, existen varias soluciones posibles. Una de ellas es la que ofrecen las propias universidades: el fraccionamiento del pago de la matrícula. Cada universidad tiene sus propias normas y sus propias tablas, aunque lo normal es poder pagar el importe total en dos o tres partes, una por cada trimestre del curso académico.

Sin embargo, en otras ocasiones la necesidad surge de manera inmediata incluso para el pago de alguna de esas fraccion préstamos online como los de Credy.es sirven como préstamos universitarios, que el estudiante recibe mientras cobra el importe de la beca de parte del Ministerio de Educación, de la Comunidad Autónoma o de la institución correspondiente. Según un informe de la Comisión Europea, el importe medio de una matrícula universitaria en España era de 1.257€ en el curso 2013-2014, mientras que el importe máximo a percibir con un minipréstamo de Credy es 750€, por lo que con ello se podría cubrir buena parte de la matrícula o la totalidad de alguna de las fracciones.

Préstamos universitarios, también para situaciones imprevistas

Los universitarios tampoco están a salvo de sufrir imprevistos. De hecho, en el procedimiento de concesión de becas, esta situación se contempla con el nombre de “situación sobrevenida”: aquellas circunstancias relevantes que surgen después de haber entregado la solicitud de beca y que modifican (a la baja) su situación personal como aspirante a becario. Y como tal, las universidades suelen tener partidas económicas previstas para hacer frente a esos casos.

El problema, como en el caso de las becas, es que su cuantía también ha disminuido como consecuencia de la reducción del presupuesto de las universidades. Y además, solicitar este tipo de ayudas también supone un trámite burocrático que puede llegar a ser largo, incluso si la situación requiere de verdadera urgencia.

Ante ello, una posible solución es igualmente la de los préstamos universitarios de Credy: microcréditos online que se reciben al momento, en cuestión de minutos en muchos casos, y que pueden servir para ‘ir tirando’ mientras llegan las ayudas por situaciones sobrevenidas. Además, la gran ventaja de estos créditos no es solo la rapidez en la recepción del dinero, sino también la flexibilidad de los requisitos para acceder a ellos: ser mayor de edad y contar con ingresos periódicos, que no necesariamente han de proceder de una nómina. En este sentido, becas, pensiones de familiares, prestaciones por desempleo u otros ingresos pueden ser suficientes en la tramitación.

El objetivo de cualquiera de estas ayudas, ya sean estatales o privadas, es evitar probablemente la cifra más dolorosa de todas: la de los estudiantes que, habiendo aprobado sus exámenes de ingreso con una nota suficiente, tuvieron que abandonar el curso a mitad de año porque no pudieron hacer frente al pago de la matrícula. En Catalunya, según los mismos datos aportados por El Periódico, esta cifra ascendió a más de 1.700 estudiantes en el año 2014. Credy.es pone su granito de arena para que esta situación deje de ocurrir.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!