Qué necesitas saber sobre el cálculo de tu salario neto y bruto.

¿Cuál es la diferencia entre sueldo bruto y neto?

Si tienes un trabajo entonces probablemente recibes tu pago a final de mes (¡al menos eso esperamos!). Eso significa que seguramente conoces los términos sueldo bruto y sueldo neto.

calcular-salario

La mayoría de personas saben qué es un sueldo neto – eso que ves en tu cuenta bancaria el día del pago. Pero el sueldo bruto es el que frecuentemente confunde a las personas. En esencia, al sueldo bruto se le deducen todos los impuestos y al final te quedas con lo que se conoce como salario neto. 

Los impuestos cobrados y también el resultante, pueden variar de un país a otro. Pero la lógica es la misma – el sueldo neto es el dinero que recibes en tu cuenta bancaria el día del pago. Entonces el salario neto es literalmente el salario bruto menos los impuestos. 

En este artículo te daremos un panorama general de los impuestos que son deducidos de tu salario bruto y cómo puedes hacer este cálculo tú mismo con una calculadora de salario en línea. Al final del artículo te aconsejaremos qué puedes hacer si no estás satisfecho con lo que queda después de hacer los cálculos. 

¿Cómo calculo mi salario neto?

Hay muchas formas de calcular tus ingresos finales. Principalmente, la necesidad de calcularlos tú mismo surge cuando estás empezando o buscando un nuevo trabajo. Los salarios en las ofertas laborales y contratos representan casi exclusivamente cantidades brutas. Esto significa que no reflejan la cantidad que recibirás en tu cuenta bancaria el día del pago. Para conocer tu salario final deberías conocer cuáles impuestos se deducen de la cantidad bruta. Estos cálculos salariales e impuestos dependen del país – algunos son universales pero otros son más específicos. En el siguiente párrafo, haremos una lista de los que necesitarás tener en cuenta al hacer tus cálculos – aquellos que son cobrados en la mayoría de países.

¿Qué impuestos son deducidos de mi salario?

Hay muchos impuestos diferentes que son deducidos de tu salario. El que la mayoría de personas conoce es el impuesto sobre la renta. Este es deducido del salario de cada empleado sin excepción. También está la contribución a la pensión, el seguro de incapacidad y enfermedad y el seguro de salud. Estos son los descuentos básicos aplicados.

Ten en cuenta que tu ingreso final depende de la cantidad de dinero que ganes anualmente así como también de otras características – incapacidad posible, el tipo de contrato, tu edad, profesión y demás. 

¿Las calculadoras de impuestos en línea son efectivas?

Por fortuna, no tienes que hacer todos los cálculos tu solo. Sin importar si eres un empleador o un empleado, hay muchas calculadoras en línea para conocer el salario neto/bruto. Son precisas, eficientes y te ahorrarán mucho tiempo y los problemas de calcular todo manualmente. 

Las calculadoras de salario tienen en cuenta el tipo de contrato que tienes, son fáciles de usar y te dan todos los datos que necesitas para calcular tu salario neto.

Las calculadoras en línea no solo son útiles para empleados. Cuando los empleadores planean contratar gente, las calculadoras de salario son muy útiles. Los salarios que los candidatos esperan tener deben ser congruentes con lo que la compañía está dispuesta a ofrecer. Un rápido cálculo en línea es una buena manera de hacer evaluaciones previas sobre estos asuntos. Antes de presentarte a un nuevo trabajo, consulta tu calculadora de salario local – te dará una mejor idea de cuántos ingresos puedes esperar. 

¿Necesito indicar mi sueldo neto al solicitar un préstamo?

Cuando conoces tu salario neto puedes planificar mejor tu presupuesto. El número grande de un pago bruto no siempre será suficiente como un pago neto

También puede haber gastos inesperados e imprevistos o dinero necesario urgentemente sin la opción de esperar hasta tu siguiente pago. 

Estas situaciones pueden surgir incluso si tu salario neto es suficiente y puedes permitirte algunos ahorros. La cantidad que ahorres cada mes no siempre podría ser suficiente. 

Una buena alternativa es conseguir un préstamo en línea.

Credy es una empresa intermediaria de préstamos que trabaja con los mejores socios en el mercado para garantizarte las mejores tasas de interés en todo momento. Credy no ofrece el préstamo, en cambio te pone en contacto con el prestamista.

Solicitar un préstamo con Credy es fácil y toma solo unos cuantos minutos. No hay que llenar formularios largos. Solamente se necesita tu nombre, número de identificación personal, correo electrónico y número de teléfono. Después de proporcionar esta información recibirás una oferta del prestamista y después de confirmarla, el dinero será transferido a tu cuenta. 

Para hacer una solicitud con Credy, no necesitas conocer tu salario neto o bruto. Pero es bueno que conozcas tus ingresos finales, así podrás planificar con antelación y determinar una fecha realista para pagarlo.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!