Cómo manejar bien la salud mental y las finanzas personales en tiempos de crisis

Seguramente todo el mundo se ha visto afectado de cierta manera por la pandemia de coronavirus que está azotando a todo el mundo. Las vidas de las personas se han puesto de cabeza. Miramos atrás a lo que era nuestra vida “ordinaria” con deseo y estamos ansiosos y preocupados pensando cómo podrá seguir adelante el mundo una vez todo haya terminado. 

ahorrar-en-tiempos-dificiles

Justo ahora a todos se les recomienda quedarse en casa y no hacer viajes al exterior a menos que sea esencial. Practicar el distanciamiento social también es otra recomendación. Esta es la única manera eficiente para limitar la propagación del virus. 

El impacto psicológico de la cuarentena

De momento, la mayoría de países están en cuarentena para ralentizar la propagación del virus. Los tipos de cuarentena varían según su rigurosidad, pero la mayoría prohíbe o recomienda no salir de casa a menos que sea para comprar alimentos, ir a trabajar (si no es posible el teletrabajo) e ir a la farmacia o al médico. La manera en la que estas medidas afectan tu salud mental depende principalmente del estilo de vida que tenías antes y de la rigurosidad del confinamiento en tu país. Si antes ya trabajabas desde casa y no eras una persona muy sociable, entonces quizás no sientas mucho el cambio. Sin embargo, si eras una persona muy sociable y tu vida laboral también era muy activa, esto podría ser difícil de manejar. 

Generalmente, durante el confinamiento las personas pasan por cinco etapas:

  • Incredulidad – dificultad para comprender y creer realmente que todos esos cambios increíbles están sucediendo todos al mismo tiempo. 
  • Ira – frustración por lo que está sucediendo, la necesidad de encontrar a un culpable
  • Tristeza – sentirse deprimido por la nueva forma de vida y extrañar las interacciones sociales y la rutina diaria
  • Aceptación – asumir lo que está sucediendo y crear nuevas rutinas
  • Esperanza y optimismo – crear nuevos mecanismos para hacer frente a la situación y tener esperanza en el futuro. 

Saber y reconocer estas etapas puede ayudarte a lidiar mejor con el estrés abrumador y la ansiedad que esta situación en particular puede generar. Cuando te sientas abrumado busca ayuda profesional (muchas clínicas ofrecen consultas online en este momento). 

Efectos de la crisis en las finanzas personales

Ya está bastante claro que la crisis sanitaria global también afectará a la economía. Las tasas de desempleo ya aumentaron en todos lados y muchas pequeñas empresas se han declarado en bancarrota. 

No obstante, la medida más común en este momento es la remuneración por recortes. Esto les das cierto respiro a las empresas y a los empleados les da una garantía de que seguirán teniendo su trabajo incluso si hay un recorte en el salario por ahora. 

Como empleado ¿qué deberías saber y tener en mente cuando tu salario haya sido recortado? Lo primero y más importante - leer la ley. La ley establece cuánto tiempo tiene el empleador para notificarte sobre el recorte. Ten en cuenta que el salario no puede recortarse por el periodo de tiempo que ya hayas trabajado. También pregunta sobre las horas laborales – cuando la remuneración ha sido reducida usualmente las horas laborales también tienen que reducirse respectivamente. Esto puede hacerse con un día laboral más corto o con días libres adicionales cada semana. Asegúrate de entender bien la duración del recorte de salario – a menudo esto también está establecido en la ley. Este recorte no puede ser indefinido y en algún momento el empleador tendrá que hacer una nueva propuesta al empleado. 

En conclusión – infórmate bien sobre tus derechos legales y no tengas miedo de puntualizarlos si están siendo violados. 

¿Cómo lidiar con la pérdida de salario?

Por supuesto, si tienes ahorros ahora es el momento de usarlos si tienes que hacerlo. En el caso desafortunado de no tener ahorros, primero debes revisar todos tus gastos. Esto significa que tienes que escribir todo y priorizar siempre que sea posible. Conserva solamente lo esencial. Si el recorte de salario fue inesperado y necesitas ayuda financiera (por ejemplo, habías pedido una nueva secadora por anticipado y ahora tienes que pagarla) una opción es solicitar un préstamo online. Puedes elegir la cantidad que necesites y además tendrás términos de pago flexibles. 

Sin embargo, es importante elegir un prestamista en el que puedas confiar y que tenga una buena reputación.

Credy es una empresa que intermedia préstamos y encontrará una solución rápida e idónea para cualquier cliente, independientemente de su necesidad financiera. Credy trabaja únicamente con los prestamistas más confiables del mercado. 

El proceso de solicitud es rápido y fácil con Credy.

Simplemente proporciona tu nombre, número de identificación personal, correo electrónico y número de teléfono.

Credy se pondrá en contacto contigo en breve y te mostrará las ofertas para que puedas elegir la más idónea para ti. Cuando hayas confirmado la oferta, el dinero será transferido a tu cuenta.

¡Cuídate y quédate en casa!

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!