¿Qué es la Tasa Anual Equivalente y cómo se calcula en un préstamo?

TAE - ¿qué es?

Cuando adquieres un préstamo debes saber que se compone de muchas cosas diferentes. Existe la cantidad principal – es la cantidad que solicitaste y que aparecerá en tu cuenta bancaria. Luego está el interés – la cantidad adicional que pagas cada mes. Básicamente el dinero que pagas porque te hagan el préstamo. ¿Pero qué es la TAE – tasa anual equivalente?

calculadora

Quizás hayas visto ese término en los extractos anuales de tu tarjeta de crédito. Básicamente es el coste anual de tu préstamo. Es una tasa porcentual anual promedio para los intereses y costes incluidos. Generalmente se determina cuando adquieres un préstamo – esto hace que sea más fácil calcular qué tipo de préstamo es el más barato para ti. Pero la TAE no es tan simple cuando comienzas a comparar los diferentes tipos de préstamos además de las tarjetas de crédito (una deuda con la que se asocia más comúnmente el término).  Demos un vistazo cercano.

¿Cómo se calcula la TAE en los préstamos?

Además de incluir la tasa de interés en los préstamos, la TAE puede incluir diferentes costes. Por ejemplo, el coste de originación. Digamos que pides prestado 1000 euros por 6 meses. Terminarás pagando un interés de 75 euros y un coste de originación de 25 euros. Entonces ¿de cuánto es tu TAE? Primero, suma tu coste de originación y el interés que suman 100 euros. Después divide eso por la cantidad del préstamo (100:1000=0,1). Luego divídelo por el tiempo del préstamo (0,1:180=0.00055556). Por último, multiplícalo por 100 y después por 365 – esto dará como resultado una TAE de 20.28% en ese caso.

Esta es una buena fórmula de averiguarlo ya que las TAE generalmente son la mejor manera de comparar una opción de préstamo con otra. Así no serás engañado con tasas de interés bajas y sabrás cómo calcular y tener en cuenta todos los costes ocultos de la deuda.

Aunque las TAE pueden venir en diferentes formas. Observemos las diferentes variaciones.

¿Hay diferentes tipos de TAE?

Por ejemplo hay una TAE con mora que puede emitirse para los usuarios de tarjetas de crédito. Generalmente se relaciona con pagos atrasados y no es para siempre. Después de un determinado periodo de tiempo y cuando hayas pagado tu deuda atrasada, esta TAE será suprimida de nuevo. Ese tipo de TAE se emite porque un cliente paga tarde y el emisor de la tarjeta corre el riesgo de que el cliente no page todo. Para contrarrestar ese riesgo, han aplicado este coste para animar a los clientes a que paguen su deuda a tiempo.

Las TAE también pueden dividirse en fija y variable. Una tasa fija no cambia basándose en un índice durante todo el periodo del préstamo. Generalmente se prefiere una TAE fija cuando se quiere tener un presupuesto determinado a largo plazo para no cambiarlo.

Una TAE variable está sujeta al cambio. Puede fluctuar a favor o también en tu contra. Si estás dispuesto a aceptar el riesgo y supones que el índice al que está asociada la TAE permanecerá bajo por una considerable cantidad de tiempo, entonces la TAE variable es para ti.

¿Puedes influir en la TAE de tus propios préstamos?

Cada vez que pides un préstamo, ya sea una hipoteca, un préstamo para un coche o una tarjeta de crédito, se tiene en cuenta tu historial crediticio. Entonces ya sea una factura que olvidaste y por la que tienes mora, un préstamo actual impago o tu historial general de gastos – todo esto afectará los términos que te ofrezcan. Recuerda mantener tu historial crediticio en óptimas condiciones, esto te garantizará mejores términos para el préstamo, incluyendo la TAE.

Al principio puede ser un poco difícil comprender las TAE, pero a largo plazo, entenderlas será un gran beneficio. Comprenderás mejor el campo de los créditos y las tarjetas de crédito, así todo estará más claro para ti. Será un poco difícil comparar los diferentes tipos de préstamos y créditos con diferentes periodos, pero aun así tendrás más ventaja conociendo qué es una TAE.

Una buena manera de comprender mejor tus finanzas es decidir el periodo del préstamo y la cantidad tú mismo. De ese modo puedes personalizarlo para tus propias necesidades.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya! 

Credy es una empresa que colabora con los mejores socios en el mercado. El proceso de solicitud es fácil y seguro. Sólo tienes que proporcionar alguna información personal y esperar tu oferta. Cuando te contactemos de nuevo, elije la oferta más idónea para ti. Después, el dinero estará en tu cuenta en breve.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!