Cómo saber si estoy en CIRBE y cómo solucionarlo

Cuando se enumeran las listas de morosos de España, normalmente se incluye en ellas la CIR o CIRBE. Sin embargo, como veremos en este artículo, este fichero no es exactamente una lista de morosos. A continuación te contamos de qué se trata y cómo saber si estoy en CIRBE, así como la manera de solucionarlo o de conseguir créditos de forma alternativa.

La CIR o CIRBE (Central de Información de Riesgos) son las siglas del mayor fichero sobre créditos de riesgo o de dudoso cobro que elabora el Banco de España. Por tanto, es un listado que solo tiene que ver con el sector de las entidades bancarias.

El objetivo fundamental de esta CIRBE, como reconoce el Banco de España, es llevar un registro de estos créditos de riesgo o de dudoso cobro para facilitar el intercambio de esta “información necesaria” a la hora de conceder préstamos. De esta manera, se busca garantizar la sostenibilidad del sistema bancario, evitando que se concedan demasiados créditos a quienes se sospecha que no podrán pagarlos. Es decir, para que los bancos sepan de quién fiarse y de quién no.

Y también, en última instancia, la CIRBE ayuda a que el propio Banco de España ejerza una supervisión efectiva de esas entidades bancarias, para que no abusen en la concesión de créditos de riesgo.

Teniendo claro esto del CIRBE qué es y cuál es su objetivo, pasemos a empezar a ver cómo saber si estoy en el CIRBE y qué solución le podemos dar. Al igual que hicimos en el post sobre cómo saber si estoy en ASNEF o RAI, son terceros implicados los que comunican a la CIRBE Banco de España la información sobre posibles riesgos en todo tipo de créditos y avales.

El envío de la información y de los datos recogidos en CIRBE se hace mensualmente por parte de las entidades bancarias y otro tipo de compañías crediticias y financieras como la SGR (Sociedades de Garantía Recíproca). Así es como el Banco de España organiza los datos en sus bases obteniendo la CIRBE actualizada de una persona, tanto física como jurídica. Esa información se agrupa y diferencia según riesgo indirecto (avalistas) y riesgo directo (préstamos concedidos).

como saber si estoy en cirbe

Diferencias entre CIRBE y las listas de morosos

La primera gran diferencia entre CIRBE y las listas de morosos es que para aparecer en este listado no hace falta tener una deuda real, basta con haber recibido un crédito de riesgo de más de 6.000 euros (riesgo directo) o formar parte de una operación de ese tipo (riesgo indirecto), aunque si se llega al impago y se genera una deuda, el banco debe informar de ello al Banco de España.

Este último concepto, el de los riesgos indirectos, supone también una diferencia fundamental con respecto a las listas de morosos: podrías aparecer en la CIRBE incluso si no tienes créditos a tu nombre, simplemente si eres avalista de una persona que tiene un crédito considerado de riesgo.

Otra diferencia importante es que el banco no te envía una notificación informándote de que se te ha dado de alta en la CIRBE. Simplemente, si el crédito reúne ciertos requisitos como el del importe de más de 6.000 euros, la entidad bancaria está obligada a crear una entrada con tu nombre en el fichero de la CIRBE. Además, el resto de bancos tiene libre acceso a esa información, es decir, no tienen por qué pedirte autorización, pero lo que sí debe hacer es informarte de que tienen ese derecho de consulta.

Cómo saber si estoy en CIRBE

Cualquier persona física o jurídica tiene el derecho de acceso a sus datos en CIRBE, y ejercer ese derecho tiene carácter gratuito. Además, el trámite para saber si estoy en CIRBE es muy sencillo: basta con solicitarlo al Banco de España presentando tu DNI u otro documento oficial válido. Estas son las opciones para solicitarlo:

  • Acudir a la sede del Banco de España en Madrid o a cualquiera de sus sucursales en A Coruña, Oviedo, Bilbao, Valladolid, Zaragoza, Barcelona, Palma, Valencia, Alicante, Murcia, Málaga, Sevilla, Badajoz, Tenerife o Las Palmas.
  • Enviar una carta con una fotocopia del DNI o documento oficial y con la dirección en la que se quiere recibir la respuesta
  • Con certificado digital, a través de la Oficina Virtual del Banco de España

Particularmente, por comodidad más que nada, recomendamos la opción de hacerlo mediante la oficina virtual del Banco de España para saber si estás en el CIRBE. Podrás pedir la CIRBE online además de, por supuesto, ejercer tus plenos de derechos de cancelación o rectificación de los datos que aparezcan de ti.

Cómo salirse de CIRBE

De nuevo, como ocurre en el caso que comentamos en el post sobre cómo salir de ASNEF sin pagar, la mejor y más efectiva manera de dejar de estar en CIRBE es cumpliendo con tus obligaciones, es decir, pagando el importe del crédito por el que se te ha dado de alta, disipando así cualquier duda de impago. Cuando se liquide el préstamo, el banco informará de ese hecho y tu entrada en el fichero de CIRBE quedará borrada.

Una aclaración importante: en el caso de CIRBE las entradas no expiran a los 6 años, puesto que no es un listado de morosos. Si bien en ASNEF, RAI y similares basta con esperar ese periodo para que nuestro nombre deje de aparecer en el listado, en CIRBE no pasa eso: mientras quede importe por satisfacer y, por tanto, el riesgo siga vigente, tu nombre seguirá en dicho registro.

Ante ello, una de las pocas alternativas que se nos presentan es la de los microcréditos online o préstamos personales por Internet, como los que ofrece Credy.es. En este caso, tener abierta una ficha en CIRBE no es un impedimento para recibir un crédito rápido de hasta 750 euros. Además, como la cantidad prestada nunca superará los 6.000 euros, no se informa de la operación al Banco de España. De esta manera, se tienen cubiertas las necesidades de financiación para pequeños imprevistos.

En cualquier caso y como conclusión, conviene recordar que tener una entrada en CIRBE no tiene por qué ser algo preocupante, al menos si vamos cumpliendo con nuestras obligaciones de devolución del crédito. No obstante, conviene no abusar préstamos de riesgo, pues los bancos podrían tenerlo en cuenta para futuras operaciones.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!