Cuál es tu hipoteca máxima según tu sueldo

Para adquirir una vivienda, la mayoría de los españoles debe endeudarse. Se trata de una cruda realidad que se transmite de generación en generación y de la que es difícil escapar. Comprarse una casa es un sueño para cualquier persona, pero también es el origen de muchos problemas. En el momento de sentarse a echar números, surge la gran duda: ¿cuál es la hipoteca máxima según sueldo que ofrecen los bancos? 

En Credy esto lo sabemos bien por nuestra experiencia con los préstamos urgentes. Por tanto, el salario y/o ingresos de que dispongamos será un factor esencial a la hora de que las entidades bancarias nos concedan un préstamo hipotecario. A lo largo de este artículo encontrarás todas las claves para que sepas qué hipoteca puedes obtener en función de lo que ganes. 

cuál es tu hipoteca máxima según tu sueldo

¿Pensando pedir una hipoteca? Te contamos cual es la máxima cantidad que puedes pedir con tu sueldo.

Valora qué hipoteca puedes permitirte

Antes de solicitar un préstamo hipotecario debes tener algunos conceptos claros. Lo primero es que conozcas cuál es tu capacidad de endeudamiento, es decir, qué porcentaje de tu sueldo puedes destinar al pago de las deudas, en este caso, de la hipoteca. Los expertos recomiendan no dedicar más del 35% de nuestros ingresos mensuales a afrontar un préstamo rápido de estas características. Esto significa que la persona deberá disponer, al menos, del 65% de su sueldo cada mes para sus necesidades básicas como alimentarse, vestirse e, incluso, ahorrar.

Por lo general, los bancos no aprueban hipotecas cuyas cuotas mensuales representen más del 35% de los ingresos mensuales del solicitante. Recuerda la importancia de pensar a largo plazo, ya que la relación con la entidad financiera puede durar décadas a causa de la hipoteca por lo que conviene informarse sobre la carencia, el diferencial aplicable y otros conceptos que ya hemos tratado en el blog.



Cómo calcular la hipoteca según tu sueldo

Además de ese 35% mencionado hay que considerar un segundo aspecto en este ámbito: el hecho de que, en los últimos años, los bancos no suelen conceder más del 80% del valor de la vivienda. Habitualmente, el solicitante deberá tener ahorrado o tener la capacidad de disponer del 20% restante para adquirir la vivienda de su interés. A este 20% habrá que sumar un 10% adicional que también es conveniente tener ahorrado para hacer frente a los gastos de gestión que se deriven de la compraventa de la casa.

Sabiendo todo esto, puedes averiguar fácilmente a qué préstamo puedes acceder gracias al simulador de una hipoteca según el sueldo. Vamos a ver algunos de los supuestos más frecuentes suponiendo que vas a pagar la vivienda en 30 años con un interés de Euríbor (0,163%) +1,25%. No olvides que el Banco de España aconseja calcular la hipoteca según tu sueldo también previendo las posibles fluctuaciones del mercado.

Si cobras 1.000 euros

En el caso de que seas mileurista tienes la posibilidad de comprar una vivienda de hasta 125.000 euros. Así, se te quedaría una cuota mensual de 340,96 euros (que no supera el límite del 35% sobre los ingresos totales mensuales) y la hipoteca máxima según tu sueldo sería de 100.000 euros, que representa el 80% del total del valor de la vivienda. Por lo tanto, deberás disponer de un total de 43.750 euros, que corresponde a la suma del 20% del valor de la vivienda restante y de los gastos derivados.

Si cobras 1.500 euros

Con un sueldo de 1.500 euros podrás comprar una vivienda de 188.000 euros y el banco puede concederte hasta 150.000 euros (el 80% del total). En este caso, se te quedaría una cuota mensual de 511,44 euros. Necesitarás disponer de 66.200 euros para hacer frente al 20% del coste restante y al 15% de gastos de gestión derivados.

Si cobras 2.000 euros

Si dispones de unos ingresos mensuales de 2.000 euros, tienes la posibilidad de adquirir una casa que cueste un máximo de 250.000 euros. En línea con la concesión del préstamo hipotecario de hasta el 80%, obtendrás 200.000 euros. La cuota mensual que deberás pagar en concepto de hipoteca sería de 681,92 euros. Además, deberás contar con 87.500 euros de ahorros para pagar el 20% restante y el 15% de gastos derivados.

Si cobras 2.500 euros

En el caso de que cobres 2.500 euros al mes, puedes adquirir una vivienda que cueste 310.000 euros. En este caso, el banco podría concederte una hipoteca según sueldo de 250.000 euros (80%) y que está unida a una cuota mensual de 852,40 euros. Eso sí, necesitarás contar con unos ahorros de 106.500 euros (la suma del 20% restante del valor de la vivienda y el 15% de gastos de gestión derivados).

Si cobras 3.000 euros

Si tienes una nómina de 3.000 euros, puedes comprarte una casa de hasta 375.000 euros. El banco te concederá el 80% de la vivienda, es decir, 300.000 euros, lo que significa que tu cuota mensual será 1.022,88 euros para afrontar el pago del préstamo hipotecario. Asimismo,  deberás tener ahorrado 131.250 euros para pagar el 20% restante del valor de la vivienda y el 15% de los gastos de gestión que se deriven del proceso.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

 ¡Consigue tu dinero ya!


Conclusiones y recomendaciones sobre la hipoteca según sueldo

En vista de las cifras anteriores, podemos extraer algunas conclusiones sobre la concesión de una hipoteca máxima según sueldo.

– Las personas que ingresan menos de 2.000 euros al mes, pueden acceder a una vivienda que cueste menos de 200.000 euros. Por su parte, quienes cobran menos de 3.000 euros pueden permitirse adquirir una casa de en torno a 300.000 euros.

Un plazo de pago más largo reducirá la cuota mensual, aunque también incrementará los intereses. En ocasiones, extender demasiado la duración del préstamo hipotecario podría suponer pagar entre 50.000 y 100.000 euros más. Por ejemplo, una hipoteca de 150.000 euros puesta a 20 años al 3% de interés, representaría un coste total de casi 200.000 euros a causa de los intereses derivados. La misma hipoteca a 40 años aumentaría hasta más de 255.000 euros. La idea es, entonces, encontrar el equilibrio entre una cuota que nos permita vivir desahogadamente y un plazo cómodo que no suponga intereses excesivos.

– Saber cuál es la hipoteca máxima en base al sueldo que nos puede prestar la entidad bancaria, nos permitirá conocer cuál es la vivienda más cara a la que podemos acceder. Eso sí, hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, deberemos tener el 20% del valor de la casa ahorrado.

– Considera el Euríbor, sobre todo en préstamos hipotecarios que se alarguen más de 30 años. Se trata de un índice no estable y podría sufrir cambios (tanto al alza como a la baja) en el transcurso de este tiempo. Así, la cuota mensual podría incrementarse en cientos de euros si el Euríbor ascendiese demasiado. Prevé todos los escenarios que te hemos mencionado en Credy.es.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!