Los mejores métodos para ahorrar dinero en tu familia

¿Tienes problemas para ahorrar dinero? ¿Tu familia sufre para llegar a final de mes y crees que puedes mejorar esto ya que gastas demasiado? Una encuesta reciente plantea que en más del 80% de las familias españolas sería posible reducir los gastos y favorecer así el ahorro. Sin embargo, por cuestiones sociales, por malos planteamientos a la hora de establecer un control de ingresos y gastos o por otros muchos aspectos, lo cierto es que muchas familias no consiguen ahorrar dinero y esto hace que cada mes se repita la misma situación: problemas para afrontar los últimos días de mes con solvencia.

Es por eso que en Credy te queremos dejar algunos métodos para ahorrar dinero en tu familia y disponer así de un colchón que permita afrontar épocas más complicadas y gastos inesperados que puedan surgir en cualquier momento.

métodos para ahorrar dinero

Métodos para ahorrar dinero: la clave

El ahorro en cualquier economía es fundamental. También en las economías domésticas. Antes de comenzar a daros algunos métodos para ahorrar dinero, es importante recalcar que el primer cambio tiene que venir desde tu mentalidad y la de tu familia. Hay que pararse a reflexionar antes de empezar a establecer un presupuesto y a tocar otros aspectos de tu economía doméstica. Cambiar el chip es fundamental para empezar a ahorrar algo de dinero todos los meses. Darse cuenta de la delicada situación familiar es la base para saber controlar cada euro que sale y entra en las arcas de tu familia. Por eso no sólo tienes que mentalizarte, también tendrás que mentalizar a tu familia.

4 métodos para ahorrar dinero

A la hora de ahorrar dinero, existen trucos que nos pueden ayudar a ahorrar dinero, especialmente desde el control de nuestros gastos. Te presentamos estos 4 métodos para ahorrar dinero en tu familia. Lo primero que debes hacer es sentarte a establecer un objetivo de ahorro, una meta, para lo que es fundamental construir un presupuesto familiar.

Establecer un presupuesto: Lo primero que debes hacer es establecer un minucioso presupuesto. Utiliza una hoja de cálculo y establece todas las partidas y entradas de dinero. De esta forma, tendrás claras cuáles son las prioridades, qué gastos se pueden reducir y cuáles no. Por ejemplo si necesitas una calculadora del IBI puedes echar un vistazo a nuestro post.

Reducir los gastos fijos en la vivienda: Meter mano a los gastos fijos te ayudará a reducir gastos todos los meses y destinarlos a esos gastos que no se pueden prever. Siempre hay posibilidades de reducir los gastos fijos en el hogar. Desde el ahorro que se produce con un buen cuidado en el uso de la calefacción, luces y no derrochando agua, hasta el cambio a compañías que nos ofrezcan mejores tarifas u ofertas.

Evitar el uso desmesurado de tarjetas: Una tarjeta nos hace valorar menos el dinero que si pagamos en efectivo. Nos puede doler menos en el momento, pero también tenderemos a gastar más. Cuando salgas de casa con tu familia, piensa el dinero que vais a necesitar e intenta evitar llevar la tarjeta. Gasta sólo lo que necesitas y evita cualquier tipo de compra compulsiva o prescindible.

En cualquier compra, comparar y buscar las mejores ofertas: En Internet existen muchísimas ofertas. Tan sólo hay que saber buscar. Cuando necesites una compra de cierta magnitud (más de 50 euros) busca antes por Internet e infórmate también a través de amigos y otras personas que puedan ayudarte a conseguir una ganga que quizás no conocías y que te puede permitir ahorrar mucho dinero.

¿No consigues ahorrar? alternativas

Si tu economía cuenta con losas insalvables, con apuros que necesitas solucionar antes de utilizar esos métodos para ahorrar dinero, quizás necesites solicitar un préstamo muy rápido para empezar a afrontar todos esos gastos que pesan sobre tu economía familiar. Desde deudas que sigues pagando y que no te dejan llegar a final de mes, multas de tráfico que has sufrido últimamente, el cumpleaños de tus hijos o libros que le han mandado comprar en el colegio… existen muchos gastos imprevistos y otros que habíamos previsto pero que resultan más caros de lo que pensábamos. Ante esas situaciones en las que no tenemos liquidez para gastos que debemos afrontar con urgencia, surge la necesidad de encontrar financiación por otro lado. Desde Credy te presentamos nuestros préstamos personales.

En Credy.es ponemos a tu disposición los mejores créditos rápidos sin papeles, ya que podemos gestionar varios tipos de préstamos con diferentes entidades, pero todos ellos cuentan con las mismas características: préstamos urgentes (puedes disponer de tu dinero en menos de 15 minutos), préstamos cómodos y fáciles de adquirir (las gestiones son online y muy simples) y préstamos sin requisitos exigentes, todo lo contrario que en el caso de un préstamo bancario. Son préstamos para todos, ya que las personas que están en un listado de Asnef o que no tienen una nómina ni un aval, también pueden acceder a estos préstamos personales de Credy. Puedes solicitar hasta 750 euros y elegir un plazo de devolución de hasta 30 días. ¡Benefíciate hoy mismo del mejor préstamo personal online!

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!