Pedir préstamo rápido: ¿es posible?

A la pregunta “Pedir préstamo rápido: ¿es posible?”, la respuesta es sencilla: sí. O mejor dicho: ahora, sí. Gracias a los minicréditos online, donde Credy.es destaca por a sus ventajas, los tiempos y las trabas se han reducido al mínimo. En estas líneas conocerás exactamente qué es un préstamo rápido, cuáles son los pasos a seguir para solicitar uno en nuestra plataforma y qué otras ventajas tiene elegir este novedoso método de financiación.

Pedir Préstamo Rápido

Qué es un préstamo rápido

Los tiempos cambian. Y el concepto de rapidez, también. Hasta hace poco un préstamo rápido se concedía en el transcurso de varios días. Los encargados de otorgarlo eran los bancos tradicionales. Y lo siguen haciendo, con las mismas condiciones de acceso y de contratación. Sin embargo, a ese tipo de créditos ya no se les puede llamar “rápidos” precisamente.

Ahora existe otra vía de financiación que les ha adelantado por la derecha como si de un Fórmula 1 se tratase. Hablamos de los préstamos inmediatos en línea y sus plazos son realmente sorprendentes. En el caso de Credy.es no existe un periodo de tiempo invariable para todas las solicitudes, pero si todos los datos y documentos aportados son correctos, el préstamo rápido se puede conceder en apenas 15 minutos, contando desde el momento del envío de la solicitud hasta el momento de la recepción del dinero en la cuenta bancaria del solicitante. Una auténtica revolución económica que no solo se ha producido gracias a Internet, sino también a los sistemas informáticos de verificación, que permiten procesar automáticamente los datos facilitados por el usuario.

En Credy, pedir un préstamo rápido te puede proporcionar hasta 750€. Ese es el importe máximo que se puede solicitar en nuestra página web. El mínimo son 50€. Y entre ambos, se puede elegir cualquier cantidad múltiplo de 50€, es decir, 100€, 150€, 200€… Un abanico de posibilidades que se adapta a todas las necesidades y presupuestos. Por otro lado, el plazo de devolución también es muy flexible: el mínimo es 1 día desde el momento de la recepción del dinero en cuenta y el máximo, 30 días. De nuevo, una gran variedad de opciones que permiten adecuar la devolución a la situación de liquidez de cada cliente.

Pasos para pedir un préstamo rápido

Los pasos para pedir un préstamo rápido son cuatro y, además, muy sencillos:

  1. Elegir el monto y el plazo de devolución preferido mediante los dos selectores de nuestra página web.
  2. Rellenar el formulario: este paso es imprescindible, pues sin una serie de datos personales básicos será imposible recibir la cantidad solicitada. Entre ellos está el nombre, los datos de contacto o el número de cuenta bancaria del usuario, donde se recibirá el importe del crédito.
  3. Verificación: tras el envío de los datos por parte del usuario, será necesario cotejar la veracidad de la información aportada. Para ello, se facilitará un código de identificación por SMS y se requerirá el escaneo de ciertos documentos a modo de fotocopia.
  4. Recepción del dinero en la cuenta aportada: si todo va bien, todo lo anterior no debería llevar más de 15 minutos. Para entonces, el dinero ya estará depositado en la cuenta bancaria y se podrá hacer uso de él con total libertad: compras online, retirada de efectivo, transferencias en divisas y cualquier otro desembolso cotidiano.

Otras ventajas de pedir un préstamo rápido online

La rapidez es una de las principales ventajas de este tipo de créditos personales online, pero no la única. A continuación te detallamos otros interesantes beneficios de pedir un préstamo rápido con Credy.es.

  • Financiación para todos: en nuestra página web pueden solicitar un crédito rápido todas las personas que sean mayores de edad y que acrediten una serie de ingresos periódicos, independientemente de su origen. Esto le abre la puerta de la financiación a ciertos colectivos que hasta ahora la tenían cerrada, principalmente: préstamos y créditos para personas sin nómina ni aval, usuarios cuyos datos personales están préstamos teniendo ASNEF, pensionistas o desempleados, entre otros.
  • Comodidad: ya no es necesario desplazarse a ninguna oficina para tramitar un crédito personal. Ahora se puede realizar desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, es decir, el ordenador de casa, una tablet o incluso un smartphone utilizando una conexión a Internet móvil.
  • Disponibilidad siempre: nuestra web nunca echa el cierre. Está siempre disponible, las 24 horas del día durante todos los días del año, por lo que cualquier momento es bueno para tramitar una solicitud de crédito.
  • Programa de fidelización: una vez que el cliente ha devuelto a tiempo su primer préstamo online, las condiciones en una segunda solicitud son aún más ventajosas gracias a nuestro programa de fidelización
  • Seguridad: pedir un préstamo rápido es totalmente seguro, puesto que todos los envíos de datos están encriptados con el método SSL, el más avanzado del momento y el que también utilizan los comercios online o la banca virtual.

¿Qué estas esperando? ¡Obtén tu dinero en poco minutos!

¡Consigue tu dinero ya!