Tipos de tarjetas de crédito

Hoy en día, ¿quién no dispone de una tarjeta en su cartera? Pocas personas pagan todo en efectivo. Quién más o quién menos, dispone de una tarjeta de pago para hacer frente a sus compras del día a día o del mes. Si bien, la mayoría disponen de tarjetas de débito, no de débito.

A continuación, vamos a explicarte los diferentes tipos de tarjetas de crédito que hay según sus ventajas, su emisor, el tipo de pago o incluso las tarjetas de crédito con ASNEF. Además, conocerás otros tipos más fáciles de financiación.

tipos de tarjetas de crédito

¿Crees que conoces las diferentes tarjetas de crédito?

Tipos de tarjetas de crédito según sus ventajas

Las diferentes características de este tipo de tarjetas permiten que realicemos esta primera clasificación para que las conozcas más en detalle. Estas son:

Tarjetas de crédito gratuitas

Cuando se efectúa la entrega de una tarjeta de crédito se suelen cobrar una serie de comisiones o intereses que se centran en la emisión, renovación y mantenimiento de ese producto. El precio suele oscilar los 20 y los 100 euros, dependiendo de la entidad financiera con la que lo contrates. Si bien, con el objetivo de ser más competitivos y atraer más clientes, cada vez son más las entidades que las ofrecen gratuitamente.

Esto quiere decir que no se cobra ni comisión por obtenerla, ni por renovarla al segundo año, ni por mantenerla. De todas formas, te aconsejamos que leas la letra pequeña de cada empresa antes de solicitarla definitivamente.

Tarjetas de crédito online

Se caracterizan por poder realizar su contratación a través de internet, sin necesidad de acudir de forma física a una entidad bancaria. Proporcionan grandes ventajas, ya que, si tienes muy poco tiempo, son muy rápidas.

Solo necesitas tener los papeles que te solicitan: nómina, una cuenta bancaria, empleo estable… y enviárselos a través de internet. Así comprobarán que todos los datos son fiables y podrán mandarte la tarjeta a domicilio.

Tarjetas de crédito con tu propio banco

Este tipo de producto puede solicitarse con una entidad bancaria online, con una empresa física o con el banco con el que siempre hemos trabajado. Esto es decisión tuya.

Si estás contento con cómo te ha tratado tu banco personal, puedes negociar con ellos la apertura de una cuenta para esa tarjeta de crédito. En la mayoría de casos proporcionan ventajas al ser un cliente habitual, tener la cuenta domiciliada con ellos y disponer de unos ingresos recurrentes.

Tipos de tarjetas de crédito según el emisor

Hay diferentes tipos de servicios destinados a la gestión y difusión de este tipo de productos. Por lo tanto, encontrarás diferentes tipos de tarjetas pudiendo elegir la que más se adapte a tus circunstancias dependiendo las ventajas que te ofrezca. Estas son:

  • Tarjetas de crédito American Express: Destacan por potenciar los valores del servicio de pagos, ofrecer un programa de puntos y tener una gran calidad en sus trámites.
  • Tarjetas de crédito Visa: Se caracterizan sobre todo por ofrecer una gran seguridad y un servicio eficiente a sus clientes. Es una de las más solicitadas.
  • Tarjetas de crédito MasterCard: Es otra de las grandes utilizadas. Además, ofrece ventajas en espectáculos, eventos, museos, etc.

Tipos de tarjetas de crédito según el pago

Las tarjetas de crédito son tan interesantes porque permiten realizar pagos de productos o servicios sin disponer en ese momento de la cantidad de dinero total. Por eso mismo, estableces un contrato con la entidad emisora sobre cómo devolverás tal cuantía. De esta forma, podemos distinguir dos productos:

  • Tarjetas de pago único. Aquellas en las que llegada una fecha determinada abonas la cuantía total que has gastado. Por ejemplo, si gastas 600 euros, deberás abonar el 100% cuando se cumpla el tiempo.
  • Tarjetas de pago aplazado. La devolución se realiza mensualmente, estableciendo una cantidad mes a mes. De esta forma se va ajustando la deuda a las necesidades del cliente. Eso sí, ambas cuentan con comisiones.

Otras alternativas de financiación

No todo el mundo puede conseguir tarjetas de crédito debido a sus requisitos. Necesitas ser mayor de edad, tener un empleo estable, una nómina, un domicilio en España, una cuenta bancaria y no haber contraído ninguna deuda o estar incluido en un archivo de morosos como el de ASNEF.

Por eso mismo, en Credy hemos creado los préstamos online. Funcionan de forma similar a las tarjetas de crédito, con más facilidades. Puedes disponer de hasta 750 euros sin necesidad de tener una nómina, un aval y sin importar que te encuentres en ASNEF.

Si bien, no es la única opción con la que cuentas, también hay préstamos urgentes, microcréditos y créditos sin papeles. En Credy sabemos que no todas las personas se encuentran en las mismas situaciones y queremos ofrecerte lo mejor. Así que, si sigues teniendo dudas sobre qué servicio contratar, ¡contacta ahora mismo con nosotros!

Somos la mejor compañía de créditos y préstamos de todo el territorio español.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!