¿Cuándo es el mejor momento para amortizar una hipoteca?

Para la gran mayoría  de la población, la palabra hipoteca es una autentica tortura, adquirir una casa no es posible sin la pertinente contrato de una hipoteca con una entidad bancaria. La hipoteca es definida como un préstamo cuyo pago está garantizado con el valor del inmueble.

En otras palabras se trata de un producto bancario, en el que la entidad bancaria permite al cliente recibir una cierta cantidad de dinero a cambio de devolver dicha cantidad con intereses mediante pagos periódicos o a plazos. Una de las grandes cuestiones que rodean al tema de las hipotecas esta relacionado con saber cuándo interesa amortizar la hipoteca. Si en tu caso también crees que podría ser interesante para ti no te pierdas este artículo del blog de Credy.

cuando es el mejor momento para amortizar una hipoteca

¡Descubre cuando es el mejor momento para amortizar una hipoteca!

¿Qué es la amortización de la hipoteca?

La amortización de un préstamo hipotecario o hipoteca, es el procedimiento por el cual el cliente paga el dinero prestado por el banco mediante cuotas periódicas más los intereses correspondientes

El cálculo de las cuotas y la amortización de  la cuota viene dada por una serie de variables y constantes así pues:  Intereses = (Capital pendiente * tipo de interés)/12, Amortización por cuota = Cuota – Intereses por cuota. En este aspecto no hay que olvidar  conceptos tales como el tipo de interés hipotecario variable o el tipo de interés hipotecario fijo, donde el Euribor cobra un papel importante, su oscilación influye directamente en las cuotas periódicas  a pagar.

De esta manera el cliente que solicita el préstamo hipotecario verá reflejado la cuantía de la amortización de la hipoteca, en un cuadro de amortización de hipoteca, dónde se puede hacer una idea de la cuota mensual y los años necesarios para pagar en su totalidad el préstamo hipotecario.

La amortización de una hipoteca no es un concepto fijo o invariable, pueden ser utilizados determinados recursos y herramientas para poder solventar el pago de la deuda hipotecaria de manera más rápida o fluida, dependiendo del caso.

Los gastos de una hipoteca son, sin ningún género de dudas los más altos y de más largo periodo de tiempo que puede sufrir una persona. Al ser un préstamo a un gran largo plazo mínimo de 30 años, muchas veces dependiendo del estado económico y financiero de los clientes, es posible adelantar el pago del préstamo con lo que nos lleva a una nueva situación a estudiar. Cabe decir que además de esto también se pueden reunificar las deudas sin hipoteca y sin aval en una sola para hacer frente a un solo pago, puedes aprender más sobre esto en el post.

Cuando interesa amortizar una hipoteca

Del gran periodo que consiste el pago de una hipoteca, puede llegar un momento en el que las personas puedan permitirse el hecho de adelantar  parte de la deuda adquirida con la entidad bancaria. En otras palabras también se conoce como la amortización anticipada de la hipoteca y posee una serie de connotaciones y características muy interesantes.

La contratación de un préstamo hipotecario, nos implica responder a un pago de cuotas periódicas en tiempo y modo pactado hasta la finalización de la deuda. Este es el procedimiento normal de toda persona que desee eliminar el valor de su hipoteca. Ante una amortización anticipada, los clientes pueden ahorrar gran parte del dinero, eliminado el pago de la hipoteca en menor tiempo , librando también el pago de los intereses.

Mediante este tipo de amortización podemos encontrar dos diferentes tipo de vías para hacer frente a esta nueva situación hipotecaria:

  • Amortización parcial de la hipoteca. Una de las modalidades más utilizadas, es posible seleccionar la reducción de cuotas o de plazos. Esta opción posee determinada connotaciones, que muestran diferentes tablas de amortización de hipoteca, capaces de dar una respuesta eficaz a las necesidades de cada individuo.
  • Amortización total de la hipoteca. Se trata de la cancelación total de la hipoteca, una acción al alcance de muy pocos bolsillos.

Como hemos visto anteriormente, existen dos modalidades clásicas para amortizar la hipoteca, pero ¿cuándo interesa amortizar una hipoteca a cuotas y cuando una a plazos? Bien la pregunta no tiene fácil respuesta, pues depende mucho de la situación hipotecaria de cada individuo y de sus diferentes variables: cantidad del préstamo online inmeditato, tiempo, diferencial aplicable, valor de cuota se intereses.

Amortizar la hipoteca reduciendo las cuotas, ayudará  a minimizar el importe mensual a pagar por la hipoteca. Esto hará que dispongamos de más capital para otros gastos, pero tendremos el mismo plazo de tiempo para acometer el pago final de la deuda del préstamo hipotecario.

Por otro lado, la otra modalidad consiste en reducir los plazos del pago del préstamo hipotecario. Reduciendo el plazo de la hipoteca tendremos una gran ventaja con la opción anteriormente comentada, pues al disminuir los años también disminuyen los intereses a pagar.

¿Qué tipo de amortización de hipoteca conviene más? pues depende mucho de las necesidades y la situación económica de las personas. Según estudios realizados por expertos en el sector, reduciendo el plazo del préstamo hipotecario se consigue un mayor ahorro en términos generales y totales. No se trata de una conclusión exacta, pues dependen diferentes variables y factores para determinar una respuesta generalizada para esta cuestión.

Por otro lado, reduciendo la cuota, se consigue un poder adquisitivo mayor, y la posibilidad de disponer de un mayor capital cada mes. Aunque no hay que olvidar que se aumenta en el tiempo de pago del préstamo hipotecario, convirtiéndose en un gasto a un muy largo plazo.

Es necesario evaluar detenidamente la situación económica de cada individuo, y estudiar la tabla de amortización correspondiente, para poder tomar una decisión que responda de manera eficaz a las necesidades de cada situación.

Otros datos interesantes sobre la amortización de la hipoteca

El contexto del mundo hipotecario es muy amplio , con muchas aristas y bordes que se deben de conocer y estudiar para alcanzar la mejor solución posible. Así pues también es importante saber que es posible modificar el plazo de la hipoteca sin aportar ningún tipo de capital. Por ejemplo, es posible ampliar los plazos reduciendo la cuota. Interesa amortizar una hipoteca con esta modalidad, cuando no se dispone de grandes ahorros, se alarga el periodo con cuotas más reducidas, pero  con mayor número de intereses, elevando el valor total del préstamo hipotecario.

Otra forma de amortizar la hipoteca, surge de la situación en la que no se tienen suficiente capital o ahorros, pero los ingresos mensuales se han elevado. Negociando con el banco es posible aumentar la cuota y reducir los plazos, amortizando de forma óptima la hipoteca.

Como conclusión, es posible confirmar que planificar cuando interesa amortizar o ampliar una hipoteca depende mucho de la situación financiera de cada caso. A partir del desglose del pertinente cuadro de amortización de hipoteca, se puede elaborar el mejor plan de amortización posible, jugando con el capital ,los plazos y la reducción de cuotas.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!