Todo sobre la reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval

La reunificación bancaria es un acuerdo entre varias entidades que en muchas ocasiones permite conseguir mejores condiciones para el cliente. Si tienes varias deudas y te está costando llegar a fin de mes, la reunificación es una opción interesante para cambiar las condiciones de pago. En este artículo vamos a estudiar las ventajas de la reunificación para clientes que tienen pagos domiciliados de varias entidades financieras.

reunificación de deudas

¿Es posible reunificar deudas sin hipoteca y sin aval? Descúbrelo aquí

¿Qué es la reunificación de deudas?

Para mejorar las condiciones de pago debes centralizar las cuotas en una sola entidad. En esto consiste precisamente la reunificación de pagos. Al generar un único recibo en una entidad que englobe todos tus pagos, podrás ahorrarte comisiones e intereses. Si una entidad financiera acepta reunificar tus deudas, conseguirás mejores condiciones para el pago y podrás estabilizar tu economía doméstica.

Si bien es posible recibir la reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval, se deben cumplir ciertos requisitos para que una entidad financiera apruebe el proceso. Ten en cuenta que se trata de una negociación entre varias entidades bancarias y la financiera que realiza el trámite, por lo que se necesitan garantías para aprobarlo. La entidad financiera Credy te ofrece alternativas a la unificación para poner al día tus pagos mediante sus préstamos rápidos.

¿Se puede hacer sin aval y sin hipoteca?

La respuesta en corto es sí. Pero la reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval demanda garantías de solvencia, como la demostración de ingresos fijos. Se consiguen mejores condiciones para el pago de las deudas porque el plazo de devolución se incrementa considerablemente, lo habitual es alrededor de 30 años. Además, se puede realizar la amortización parcial o completa de la deuda en el futuro si tu economía mejora.

Sin embargo, no todo son ventajas al reunificar deudas sin hipoteca ya que incurres en un compromiso a más largo plazo para pagar tus deudas. Por lo general, el proceso requiere de una comisión de apertura y de un cierre de gestión. Deberás abonar ambos pagos para formalizar el trámite, un al principio y otro al final, respectivamente. Al no hipotecar un bien, no corres el riesgo de perderlo si caes en impago, pero sí que podrías tener que demostrar mejores condiciones de solvencia que alguien que tiene un inmueble como aval.

En definitiva, reunificar deudas sin aval no es tarea simple, pero puede compensar en algunos casos. Por ejemplo, si las deudas no te dejan respirar, y tienes un trabajo estable, es una buena elección. A cambio de alargar la devolución de la deuda por medio de la unificación podrás ganar tiempo para recuperar tu estabilidad. A la larga, llegará un momento en el que saldes la deuda de forma anticipada ya que podrás ahorrar con mensualidades más bajas.

¿Para quién es interesante y cómo funciona?

La reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval no es para todo el mundo. Como hemos mencionado, solo un determinado perfil de cliente es adecuado para esta opción. Como alternativa, Credy ofrece buenas condiciones en préstamos rápidos para que saldes tus deudas pendientes y llegues a fin de mes. En muchos casos, es posible ponerse al día con las deudas por medio de estos pequeños préstamos. Así podrás evitar trámites más formales como la reunificación.

Ten en cuenta que reunificar deudas sin hipoteca implica formalizar un préstamo de mayor duración. Esto quiere decir que tendrás que pagar cuotas durante más tiempo. En caso de que tu situación económica cambie en un futuro las cuotas podrían ser más complicadas de afrontar, aunque al ser mensualidades reunificadas más bajas también es cierto que es más fácil realizar los pagos.

¿Reunificar o no reunificar deudas?

Antes de plantearte seriamente reunificar deudas sin aval debes estudiar las condiciones de esta operación. Además, la financiera que elijas para conseguir el acuerdo es la que determinará si se aprueba el proceso. En caso de no contar con un aval inmobiliario o de otro tipo, se suelen pedir más requisitos, como una nómina u otras muestras de ingresos regulares estables. También es habitual que se solicite una comisión de apertura como garantía para la financiera que deberás afrontar.

Por este motivo, reunificar deudas sin hipoteca y sin aval no es para todo el mundo. Muchas personas no tienen más opción que saldar sus deudas mediante pequeños préstamos rápidos sin papeles. En realidad, es buena estrategia liquidar pagos siempre que puedas para tener una carga menor en los próximos meses. Desde Credy, te apoyan en este tipo de decisiones par que recobres pronto la estabilidad económica.

Si tienes interés por plantear una reunificación, no pierdes nada consultando tus opciones con una financiera. Después de todo, es posible que, si en la actualidad no cumples los requisitos, más adelante sí que puedas. La clave para garantizar tu estabilidad económica gira en torno a estudiar bien las decisiones relacionadas con tu dinero. Cuando tienes deudas pendientes, lo mejor es saldarlas cuanto antes.

Cómo llegar mejor a fin de mes

Casi todos tenemos costumbres que nos hacen gastar más dinero por cosas que no necesitamos. Es decir, a todo nos gusta darnos algún capricho de vez en cuando, pero ¿te has preguntado si puedes prescindir de algo? Una de las pautas más repetidas por los expertos en economía es que vivir por encima de las posibilidades es lo que endeuda a muchas personas. Ajustarse un poco el cinturón no es cómodo, pero es lo que toca si tienes que pagar deudas.

Credy te ayuda a saldar tus pagos urgentes con micro préstamos a medida. El proceso es muy simple y podrás contar con el dinero en tu cuenta en minutos. Aprende más sobre el sistema de esta entidad financiera en su página oficial, verás que todo está explicado con claridad. No hay letra pequeña ni condiciones ocultas, desde el primer momento podrás ver los términos del servicio contratado.

Muchas personas ya se benefician de los servicios de esta entidad para tener control de sus finanzas. Con pequeñas ayudas puntuales, créditos online, podrás saldar tus deudas poco a poco. Cuando tengas una menor carga de pagos mensual, empezarás a respirar con más tranquilidad. Confía en la atención experta de esta entidad financiera para cumplir tu objetivo cuanto antes.

¿Estás listo para obtener tu préstamo al instante?

¡Consigue tu dinero ya!